Cuaderno de Bitácora

Observando planetas

Los planetas se llevan observando desde la antigüedad. Su movimiento aparente entre las estrellas los hacía especiales. Tanto, que muchas culturas los elevaron a la categoría de dioses, precisamente como la griega y la romana, quienes nos han legado los nombres que hoy tienen nuestros compañeros del Sistema Solar.

La observación de los cinco planetas más brillantes se puede realizar sin ningún instrumento. Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Para localizar a los restantes es necesario utilizar prismáticos (Neptuno y Urano) o telescopio (Plutón).

A continuación detallaremos los pasos necesarios para la observación mediante telescopio y registro de sus detalles de los planetas.

1. Preparando la sesión

Para comenzar la observación de un planeta se necesitan las siguientes cosas:


  • Un telescopio mediano, que permita alcanzar 250x o 300x (x = aumentos).
  • Una carta de localización del planeta a observar.
  • Un parte de observación del planeta a observar.
  • Una pequeña linterna (mejor si emite luz roja para no deslumbrarnos en la oscuridad).
  • Lápices de distinto tipo (p.e. HB y 2H).
  • Una goma.


Es muy importante utilizar un parte adecuado para cada planeta. Por ejemplo, no es posible dibujar a Júpiter en un parte de Marte porque Júpiter sufre un achatamiento en sus polos mucho mayor que Marte, planeta casi esférico perfecto. Además, existen tamaños estándar de parte para cada planeta.

También es muy importante escoger un buen lugar de observación. Hay que evitar lugares en los que la turbulencia afecte a la observación. Los telescopios newtonianos (reflectores), al tener hueco y "al aire" su interior sufren de un cambio de temperatura cuando lo abrimos para observar. Asimismo, el asfalto o una habitación reducirán mucho la calidad de la imagen.

Ahora sólo queda estacionar el telescopio, localizar el planeta y ponernos cómodos.

2. Dibujando

Una vez centrado el planeta en cuestión en nuestro ocular, se debe pasar algún tiempo habituándonos a su morfología: cuántas bandas se ven, la posición de las manchas, su color...

Después de haberle echado un vistazo, se pasa al registro del planeta en su correspondiente parte. Lo mejor es comenzar por las grandes estructuras e ir esbozando luego con los pequeños detalles. Se debe tener cuenta también su brillo relativo a la hora de aplicarles relleno con el lápiz. Una buena forma de hacer esto es anotar brillo en escala de grises: 0 para el blanco y 10 para el negro.

Para realizar partes con valor científico (en la medida en la que nos dejen las CCDs), hay que tener muy en cuenta la posición y tamaño relativo de cada detalle, para posteriormente poder hacer un análisis del parte.

3. Rellenando el parte

Aunque ya se ha comentado que cada parte de cada planeta es diferente, en todos se deben anotar una información básica.


  • Fecha y hora en Tiempo Universal (TU) del comienzo y final.
  • Nombre del observador.
  • Características del telescopio y de los oculares utilizados.
  • Calidad de la obervación. De 1 (poco fiable) a 5 (al milímetro).
  • Calidad atmosférica. Se utiliza la escala de Antoniadi:

    • I - Condiciones perfectas de estabilidad.
    • II - Algo de movimiento atmosférico, pero también con grandes ratos de estabilidad.
    • III - Observable, pero con condiciones no muy buenas.
    • IV - Inestabilidad constante con breves momentos óptimos.
    • V - Inestabilidad casi total.



4. Comentarios de cada planeta

Mercurio. Puesto que este planeta no se aleja nunca mucho del Sol, tampoco lo hará del horizonte. Es por esto por lo que su observación es muy complicada. Las mejores, si no las únicas, fechas para observarlo en condiciones corresponden a sus máximas elongaciones, cuando está más alejado del sol en el cielo. Aunque su magnitud llega a -1.5, este planeta no sobrepasa los 12" de diámetro aparente, por lo que habrá que utilizar bastantes aumentos.

Venus. Venus es el planeta que mayor brillo y tamaño aparente alcanza, aparte de ofrecer fases como nuestra Luna. En condición de estrella vespertina o matutina, llega a la magnitud -4 y 1' (66") de diámetro. Sin embargo, dado que posee un gran sistema nuboso, observar detalles en su superficie es algo que sólo queda al alcance de técnicas de radio o sondas planetarias. Hay otros fenómemos que sí son observables con telescopios de aficionados: el inexplicado retraso de la dicotomía (cuando la fase del planeta está la mitad de llena), que nunca cumple las efemérides; la diferencia de fase utilizando diferentes filtros; búsqueda de irregularidades en el terminador (línea que separa la parte iluminada de la sombra), a veces hay huecos.

Marte. Aún dada su proximidad a la Tierra, sólo es posible realizar un buen seguimiento de este planeta, con telescopios pequeños/medianos, en las oposiciones. Las oposiciones ocurren cuando el Sol, la Tierra y Marte están situados en una línea recta, en otra posición Marte no se ve tan grande. Las oposiciones ocurren cada dos años aproximadamente. Marte es el único planeta del que se puede observar directamente su superficie, además de tormentas de polvo y de los casquetes polares. ¿Existió vida en este planeta? Llega a la magnitud -2.5 y 14" de diámetro aparente.

Júpiter. Júpiter es un planeta muy cambiante y el gigante de los planetas del Sistema Solar. Con un periodo de rotación sobre su eje de menos de 10 horas, debemos darnos prisa en dibujarlo. Tiene múltiples y muy diferentes detalles: bandas, cinturones, manchas, festones, protuberancias, velos, columnas, perturbaciones o tiras (por nombrar algunos). Muy conocida es la Gran Mancha Roja, una huracán con una superficie en la que caben cuatro Tierras y que dura al menos los 400 años desde que se observó con telescopio a este planeta. Una actividad a realizar es el cronometraje de los tránsitos por el meridiano central de un fenómeno dado. El meridiano central (MC) es la línea imaginaria que divide al planeta en dos desde su polo norte al sur. Se anota cuando la parte precendente (P), central (C) o final (F) del fenómeno observado pasa por el MC. Teniendo un paso por MC de la parte P y F es posible calcular el tamaño real del fenómeno (p.e. la GMR). Este planeta llega a tener magnitud -2.5 y un tamaño de 50" de arco.

Saturno. El Señor de los Anillos es quizás el planeta más cautivador para el observador casual. Saturno tiene una inclinación orbital con respecto a la eclíptica de 28°, lo que en el transcurso de su traslación alrededor del Sol hace que veamos cambiar también la inclinación de sus anillos. Las estructuras que deberíamos podemr observar en Saturno con un telescopio mediano tendrían que ser parecidas a las de Júpiter, pero este planeta presenta su superficie casi monocromático. De vez en cuando aparecen manchas algo más brillantes que el resto de la superficie, las llamadas manchas blancas. Cada año de Saturno (30 terrestres) aparece la Gran Mancha Blanca de Saturno, una tormenta que aparece cerca del ecuador del planeta y llega a tener dimensiones muy grandes. La última apareció en 1990. Llega a tener una magnitud de -0.5 y 20" de arco de diámetro aparente.

Urano y Neptuno. Estos planetas nunca presentan demasiado diámetro aparente (4" y 2.5") y tampoco son muy brillantes (magnitud +5 y +6 respectivamente), por lo que la observación de detalles superficiales con telescopios es casi imposible.

Plutón. Con magnitud 13 es casi ya un reto localizarlo con un telescopio de aficionado. La observación de detalles superficiales está limitada al Telescopio Espacial Hubble y a los telescopios gigantes terrestres.

Referencias

- Técnicas de observación de planetas, Mark Kidger. Nova 87a, AAT.
- La observación visual de Júpiter, Josep M. Gómez Forrellad. GEA.
- Manual de dibujo de planetas, Máximo Suárez Tejera. Manual de observación, AAGC.
- Curso de astronomía teórica y práctica; J. Fabregat, M. García y R. Sendra. Editorial ECIR.


Víctor R. Ruiz
13 oct 1996

<Octubre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
28 29 30 31      

Últimos comentarios

  • 123 movies en Maratón de astronomía y astronáutica
  • Enjoy Mexico top desinations en El Universo en 500 palabras
  • Enjoy Mexico top desinations en La clave secreta del Universo
  • Enjoy Mexico top desinations en Incendio en Gran Canaria
  • Enjoy Mexico top desinations en El cálculo de Dios
  • Enjoy Mexico top desinations en La Aventura del Universo: Despedida y cierre
  • Anika Kaur en El quinto poder
  • Mumbai Escorts en El quinto poder
  • Enjoy Mexico top desinations en El quinto poder
  • Enjoy Mexico Villa Rentals en Cosmos, el remix
  • Archivo de historias

    Historias por categorías

    Documentos

  • Astronáutica
  • Astronomía
  • Escepticismo
  • Informática
  • Instantáneas
  • Relatos
  • Tebeos
  • Made in rvr

    info.astro
    Astronomía Digital
    Blogalia
    Bloxus
    Mi Barrapunto
    Linotipo

    Blogómetro
    Wiki de la blogosfera
    jibot

    Qvo vadis

    Barrapunto
    GULIC

    Círculo Científico de Canarias
    ARP

    Bitácoras colegas

    Biblioteca de Babel
    Una cuestión personal
    Por la boca muere el pez
    Cadenas bien formadas
    Reflexiones e irreflexiones
    Atalaya
    El Lobo Rayado
    PaleoFreak
    Mihterioh dela siensia
    El GNUdista
    ¡Que inventen ellos!
    Ciencia 15
    Ethica more cybernetica
    Pedro Jorge Romero
    Un dragón en el garaje
    Webeando
    Magonia
    Sinapsis
    Microsiervos
    Tio Petros
    Alpha Lyrae
    Jesús Gerardo Rodríguez Flores
    Orígenes
    El Espacio de Javier Casado
    El Último Monolito
    Regreso al futuro
    Astronomía desde Oaxaca
    Cielo para todos
    Quizás
    Cuaderno de bitácora estelar
    Agrupación Astronómica Isla de La Palma
    Eureka

    Últimas lecturas
    - The God Delusion.
    - Watchmen.
    - I, Asimov: A Memoir.
    - Una Breve Historia de Casi Todo.
    - El Castillo de las Estrellas.
    - 1602.
    - Breve historia del saber.
    - Asimov: Cuentos completos: Vol. 1.

    [Blogalia]

    Blogalia

    La Comunidad de la Plumilla

    
    
    
    
    
    
    Creative Commons License
    © 1995-2008 Víctor R. Ruiz
    correo-e: rvr-ARROBA-blogalia.com