Cuaderno de Bitácora

Me llamo Bond, James (9007) Bond

El agente secreto más famoso del cine, James Bond, ya tiene su propio asteroide. La Unión Astronómica Internacional decidió darle el nombre de Bond al asteroide (9007), proposición realizada por los astrónomos que lo descubrieron desde el Observatorio Klet de la República Checa.

Hay otros muchas personas cuyo nombre está asignado a un asteroide. Es el caso de cada uno de los Beatles, Enya o Jean Michel Jarre. Pero los nombres de los asteroides no se pueden comprar, alguien tiene que proponerlo al comité de nombres de la Unión Astronómica Internacional, quien dará su visto bueno. Esta organización está reconocida como la única que puede designar nombres a los objetos celestes, aunque se centra sobre todo en los del Sistema Solar.

Si queremos elevar nuestro nombre a los cielos hay pocas formas de hacerlo, porque al contrario de lo que se piensa, la UAI no registra estrellas. La forma más simple es descubrir un cometa como hicieron Alan Hale y Thomas Bopp de forma simultánea. En este caso, nuestro apellido
dará nombre al cometa. Los asteroides también reciben denominaciones de personas vivas, pero el resto de cuerpos del Sistema Solar, como los cráteres de la Luna o accidentes geográficos de Marte, sólo nombran aquellas personalidades (científicas o históricas) con al menos tres años
de visita ininterrumpida en el cementerio.

¿Y no puedo comprar una estrella? Sí, pero también le pueden vender un terrenito en Saturno con vistas a los anillos que tendrá la misma validez. Mejor se gasta el dinero en adquirir meteorito, que es real y se puede tocar, y no mete la pata como el Gobierno de Canarias hace unos cuantos años cuando registró siete estrellas en la constelación de Orión.

Víctor R. Ruiz
Abril 1999

<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Últimos comentarios

  • shawn en El sistema planetario TRAPPIST-1 (explicado para presidentes)
  • rvr en El sistema planetario TRAPPIST-1 (explicado para presidentes)
  • tonyon en La estrella polar de Vega
  • rvr en Cosmofonías: Un podcast disperso
  • Anónima en Cosmofonías: Un podcast disperso
  • juan cajtunaj guachiac en La clave secreta del Universo
  • Anónimo en Dilvulgación científica para niños
  • Miguel Angel García Díaz en #YoEstrellaCervantes: μ Arae desde el Hemisferio Norte
  • Miguel Angel García Díaz en #YoEstrellaCervantes: μ Arae desde el Hemisferio Norte
  • rvr en #YoEstrellaCervantes: μ Arae desde el Hemisferio Norte
  • Archivo de historias

    Historias por categorías

    Documentos

  • Astronáutica
  • Astronomía
  • Escepticismo
  • Informática
  • Instantáneas
  • Relatos
  • Tebeos
  • Made in rvr

    info.astro
    Astronomía Digital
    Blogalia
    Bloxus
    Mi Barrapunto
    Linotipo

    Blogómetro
    Wiki de la blogosfera
    jibot

    Qvo vadis

    Barrapunto
    GULIC

    Círculo Científico de Canarias
    ARP

    Bitácoras colegas

    Biblioteca de Babel
    Una cuestión personal
    Por la boca muere el pez
    Cadenas bien formadas
    Reflexiones e irreflexiones
    Atalaya
    El Lobo Rayado
    PaleoFreak
    Mihterioh dela siensia
    El GNUdista
    ¡Que inventen ellos!
    Ciencia 15
    Ethica more cybernetica
    Pedro Jorge Romero
    Un dragón en el garaje
    Webeando
    Magonia
    Sinapsis
    Microsiervos
    Tio Petros
    Alpha Lyrae
    Jesús Gerardo Rodríguez Flores
    Orígenes
    El Espacio de Javier Casado
    El Último Monolito
    Regreso al futuro
    Astronomía desde Oaxaca
    Cielo para todos
    Quizás
    Cuaderno de bitácora estelar
    Agrupación Astronómica Isla de La Palma
    Eureka

    Últimas lecturas
    - The God Delusion.
    - Watchmen.
    - I, Asimov: A Memoir.
    - Una Breve Historia de Casi Todo.
    - El Castillo de las Estrellas.
    - 1602.
    - Breve historia del saber.
    - Asimov: Cuentos completos: Vol. 1.

    [Blogalia]

    Blogalia

    La Comunidad de la Plumilla

    
    
    
    
    
    
    Creative Commons License
    © 1995-2008 Víctor R. Ruiz
    correo-e: rvr-ARROBA-blogalia.com