Cuaderno de Bitácora
Inicio > Historias > El nivel de la divulgación científica (II)

{ El nivel de la divulgación científica (II) }

En la entrada anterior analizaba el nivel de divulgación de algunos medios como la revista Muy Interesante o Quo. Indicaba que, a pesar de las críticas entre personas con cierto nivel de conocimientos por su superficialidad, resultan atractivas para el perfil de lectores al que se dirigen. En esta segunda parte haré hincapié en el problema contrario.

Hace unos estuvo en España Stephen Hawking, el conocido cosmólogo británico. Javier Armentia estuvo en Santiago y relató su sorpresa al ver la respuesta del público:

«Ayer, donde comenté por aquí que había 1.600 personas en el auditorio, debería haber afinado. 1.700 dentro y como 600 fuera mirando una pantalla. Como había pasado el dia anterior [...] La expectación despertada tiene más que ver con actos de eso que se llama cultura de masas. Y no está mal que, de vez en cuando, la ciencia pueda poner sus patitas por ahí».

Desde luego, Stephen Hawking es probablemente el científico vivo más conocido. Una de las mayores aportaciones de Hawking a la ciencia ha sido la teoría de que los agujeros negros no son tan negros y podrían emitir energía. La fascinación del público por los agujeros negros y la cosmología tuvieron respuesta por parte de Hawking cuando a finales de los 80, Hawking publicó un libro que se convirtió en éxito de ventas llamado Historia del Tiempo.

Los científicos y la divulgación

Hawking forma parte de un grupo cada vez mayor de científicos divulgadores, que además de ejercer su labor investigadora intentan acercar sus descubrimientos al público de primera mano. Carl Sagan fue uno de los primeros científicos que dedicó esfuerzos en hacer accesible su campo de estudio, a través de libros y documentales. Sagan se enfrentó a la indiferencia y al desprecio de sus colegas por hacerlo. Pero ejemplos como el suyo inspiraron a otros muchos científicos e instituciones científicas, que cada vez prestan atención a informar de sus descubrimientos a la sociedad que les subvenciona.

Lo cual es de agradecer... ¿o no? El hecho es que Historia del Tiempo es uno de los best sellers más vendidos y menos leídos de la historia. Aunque siguió el consejo de su editor de no incluir fórmulas matemáticas, el libro era demasiado abstracto para ser comprendido por el público general. Y es que las dotes didácticas de Hawking están muy lejos de las de nuestro querido Carl Sagan.

El problema de Hawking es que intenta divulgar cuestiones excesivamente complejas de forma excesivamente rigurosa. Hawking no es el único con este problema. Otros tantos científicos intentan que el público general sienta tanta fascinación como ellos con investigaciones o los avances en su campo de estudio, en general, con éxito limitado. Cuanto mayor es la especialización, menos comprensible se vuelve la materia.

Esta es una premisa básica en divulgación, tan importante que la repetiré de nuevo: cuanto más amplia sea la audiencia, menos especializado debe ser el contenido. Mi impresión personal es que no todos los divulgadores y comunicadores son conscientes de la premisa, y lo que se enfrentan a ella, no son consecuentes. Para los científicos, la rigurosidad está por encima de todo. Aplican las reglas de la ciencia a la divulgación científica y no sacrifican rigor por didáctica. Pero sin este sacrificio, su intento por llegar a un público amplio será un fracaso.

Generalizando, la especialización incapacita para la divulgación. Nuestra sociedad está tan tecnificada que con el paso de los años adquirimos muchísimos conocimientos. Como casi siempre miramos hacia adelante, y lo mucho que nos queda por conocer, somos poco conscientes de lo mucho que sabemos con respecto a personas fuera de nuestro campo. Subir a la cima de una montaña es una tarea ardua, pero bajarla también requiere algún esfuerzo. Ponerse en la piel de otras personas sin nuestros conocimientos es una de las claves del buen divulgador y sin embargo, esta labor de empatía es más difícil de lo que parece.

Academización de la divulgación


Observo con cierta desazón que en los últimos tiempos se están dedicando muchos esfuerzos a la realización de divulgación científica por parte de universidades y otras instituciones. En general, los esfuerzos me parecen loables. Pero me pregunto si no corremos el riesgo de desperdiciar esfuerzos al estilo de Historia del Tiempo. La divulgación científica es necesaria, pero no es necesario que la hagan los científicos. En el artículo Ciencia, Pseudociencias y Divulgación (PDF) de Francisco Blanco, leí el siguiente párrafo que ilustra esta cuestión:
«¿Qué tal si propusiésemos esta forma de hacer al ámbito empresarial? Se acerca uno a una gran industria que esté convencida de la calidad de sus productos. Se le sugiere que recorte gastos de publicidad (para qué, si los productos son buenos a la larga se sabrá). Se le indica que despidan a todo el personal dedicado a márketing (los demás operarios se ocuparán de promocionar el producto en su tiempo libre). Como argumento se les explica que sus operarios son los más indicados para ello, puesto que son los que mejor conocen las cualidades del producto... ¡Grotesco! ¿verdad?»

Y es que no es lo mismo hacer márketing que hacer ingeniería, igual que no es lo mismo divulgar ciencia que hacer ciencia. La división laboral parece una técnica que histórica (y prehistóricamente) ha funcionado muy bien. Y si hay algo que de verdad necesita la divulgación científica es, ante todo, buenos comunicadores.

En definitiva, igual que hay revistas de divulgación de diferentes niveles, y hay audiencias con diferentes niveles, debe hacerse divulgación a diferentes niveles.

Etiquetas: , ,
Categorías: Ciencia
Publicado el 2008-10-06 | 32 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://rvr.blogalia.com//trackbacks/59838

Comentarios

1
De: Vendell Fecha: 2008-10-06 09:28

Sin embargo, hay cosas que mola más cuando las cuenta un científico de primera mano, y a veces no son teorías y resultados, sino experiencias de cómo se vive la ciencia desde dentro.



2
De: Anónimo Fecha: 2008-10-06 12:35

¿Está hablando de divulgar ciencia, rvr, o más bien de obtener beneficios de un público por la venta de una mercancía teñida de ciencia?

Propone usted sacrificar la rigurosidad en beneficio de la didáctica. Esa dicotomía es incorrecta. No existe la didáctica no rigurosa: sacrificando rigurosidad simplemente se comunica mentira. Se consigue público, cierto; se consiguen pelas y beneficio empresarial. Pero no se divulga ciencia, sino que se hace negocio a base de prostituir la ciencia.

Y donde digo ciencia ponga usted lo que quiera: información en general. La buena información es rigurosa. Lo contrario es periodismo amarillo, destinado a obtener pelas a base de explotar el morbo o el sensacionalismo.

No creo que sea buena idea. Es preferible no entender la ciencia y reconocerlo que crear un estado de opinión en el que todo el mundo cree entender de ciencia cuando lo que se tienen son cuatro clichés engañosos.

Ya sé que usted no pretende ir por ahí, pero el camino que propone conduce a eso.

Hace muchos, muchos años, mantuvimos una serie de colegas unas jornadas internas de discusión, precisamente porque estábamos preparando un proyecto de divulgación para una institución pública. Uno de los participantes dijo, en un momento dado, una frase que me pareció crucial y me quedó grabada: "Habrá que ver hasta qué punto estamos legitimados para mentir en aras de un presunto didactismo". Mi respuesta es clara: hasta ninguno. La didáctica es cierta o no es didáctica. No se debe divulgar la mentira. Aunque se venda menos.

Sagan no sacrifica la rigurosidad. La hace asequible. Esa es la labor del divulgador, no la otra.



3
De: chamaruco Fecha: 2008-10-06 14:43

Totalmente de acuerdo con el comentario anterior: no se puede ni debe oponer rigurosidad a didáctica. No se deben transmitir datos falsos ni medias verdades para ganar público. Esto sólo puede traer problemas.

Otra cosa es que haya que adaptar el nivel de información transmitido al nivel de la audiencia. Pero eso no debe ser nunca perdiendo rigor. No se pueden contar cuentos chinos ni "adaptar" teorías para que a una conferencia en lugar de 50 personas (probablemente realmente interesadas en el tema) entren 200.

El problema sigue estando no en la divulgación de la ciencia en sí, si no en el tratamiento que se le da en nuestra educación. Tratar de atajar este problema desde la pérdida de rigurosidad en la divulgación me parece un tremendo error de base.



4
De: rvr Fecha: 2008-10-06 15:07

Anónimo: Justamente en la primera parte tratábamos el sensacionalismo en la divulgación y personalmente no soy partidario. En este texto no se defiende la mentira. En cuanto a contenidos, defiendo la adaptación del lenguaje al público objetivo (si el público es muy heterogéneo, habrá que ser más genéricos y dar pocas cosas por supuestas). Y en cuanto a la forma, defiendo la labor de personas con "carisma" comunicativa, bien sea porque tienen experiencia y ya saben adaptarse, bien porque de forma natural se les da.



5
De: rvr Fecha: 2008-10-06 15:24

chamaruco: Creo que hay personas que sí creen que simplificar es perder rigor. Y como eso es una trampa semántica, mi línea la trazo en ser fiel a la verdad científica. Por otra parte, no toda, pero sí cierta parte de la divulgación debe aspirar a interesar a quienes no están ya interesadas en ella. Es lo que hacen, por ejemplo, los museos de ciencia.



6
De: lucía castro díaz Fecha: 2008-10-06 16:17

Yo creo que no hay que ser poco riguroso para divulgar la ciencia, simplemente hay que acotar el tema tratado. Si yo explicase un tema a una audiencia puramente científica podría entrar en detalle, hablar de más cosas, porque hay conceptos comunes que no necesitan ser explicados. Cuando la audiencia no es especializada es importante escoger lo que se quiere explicar y hacer introducciones más amplias para que todos los conceptos tratados puedan ser entendidos, pero explicar menos cosas no significa perder rigor ni venderse.
Esto me recuerda a los profesores de universidad a los que por el bien de todos deberían dejar ser únicamente investigadores y no docentes, ya que no todo el que investiga sirve para transmitir conocimiento a novatos. Y también a los que en un cuatrimestre pretendían explicar todos sus conocimientos sobre una materia, lo que normalmente conduce a una retención nula de la materia.



7
De: Jose Luis Fecha: 2008-10-06 16:31

Desde mi humilde punto de vista, y centrandome más en el acto concreto de Hawking en Santiago, me da la impresión que mucha de la gente que alli se congregó no lo hizo ante la perspectiva de escuchar de primera mano las cabilaciones de un científico, sino más bien atraidos por el hecho de que ese científico va en silla de ruedas y habla a través de una enigmática computadora. Es la imagen del científico la que ha creado la imagen y por lo tanto el gancho para atraer al populacho.
Es triste pero es así, vivimos en un país mayoritariamente influenciado por la imagen, no por la razón, y mucho me temo que estoy más en la línea de que sin buenos expertos en "marketing científico" va a ser muy difícil llegar al público general.
No me gusta la idea de perder rigurosidad en aras de una divulgación más amplio, pero es que sino hacemos esto posiblemente perdamos el espíritu crítico científico de toda una generación.



8
De: Pedro J. Fecha: 2008-10-06 17:11

La rigurosidad es un estado de ánimo o dicho de otra manera un objetivo móvil. El problema de la ciencia en general es que existen generalmente modelos o teoría muy precisos de tal manera que ser riguroso no es más que cogerse un libro de texto y estudiarla en profundidad. A partir de ahí, todo lo que se expresar la teoría en palabras suele ser matizable.

Yo estoy con rvr en que el lenguaje tiene que ser asequible y entretenido sin aspirar a ser riquroso, pero también creo que para acercarlo al público sin distosionar tiene que haber detrás una persona que conozca muy bien el tema del que habla. O dicho de otra manera, no es condición suficiente para ser buen divulgador ser científico, pero si es condición necesaria --aunque no necesariamente en activo--.



9
De: rvr Fecha: 2008-10-06 17:29

Algunos textos complementarios sobre la controversia acerca del "rigor".

- Javier Armentia en Un Viaje Imprescindible: «La ciencia, especialmente materias como la física, la geología o la química, suelen resultar muy poco atractivas para el público no especialista. Decía Jorge Wagensber, director del CosmoCaixa, museo de la ciencia barcelonés recientemente inaugurado, que el problema de muchos textos de ciencias es que se confunde el rigor científico con el rigor mortis».

- Tio Petros en Rigor matemático y rigor mortis: «Hoy muchos piensan que generaciones enteras de posibles amantes de la matemáticas la aborrecieron por un enorme y global error educacional. Se enseñó una matemática fría y rígida, ausente de pasión y de encanto a unos sufridos adolescentes que se convirtieron automáticamente en "gente de letras" por huir del tema. Realmente es fácil ver la necesidad de un rigor absoluto en la producción matemática de un matemático profesional; sin embargo muchos piensan que parte del desastre educativo en matemáticas en las últimas décadas del siglo XX ha sido debido a la absurda idea de aplicar el rigor bourbakiano a la enseñanza secundaria». Con otra reflexión en Un inciso respecto al rigor.



10
De: rvr Fecha: 2008-10-06 18:34

Pedro J: Sobre conocer muy bien el tema del que habla. Por supuesto, no puede hacer divulgación quien no conoce la ciencia, pero creo que también aquí hay diferentes niveles. Voy a ver si lo ilustro (también de forma simplificada ;) con el siguiente gráfico:

En la parte izquierda de la pirámide se muestra quién realiza la comunicación y en la derecha a quién va dirigida.

La comunidad científica se comunica a través de revistas especializadas. Este conocimiento está vedado a los propios científicos o a expertos. Estos científicos o divulgadores especializados son capaces de traducir ese conocimiento y publicarlo en revistas de divulgación de alto nivel, como SciAm/IyC. Otros divulgadores son capaces de entender esos artículos y traducirlos a un nivel más general, pongamos por ejemplo la revista Espacio. Y finalmente, en el último escalón tenemos a algunos "popularizadores" que comunican con el público general, como por ejemplo, en Muy Interesante.

Lo que quería mostrar con este gráfico es que bajar un peldaño cuesta, pero cuesta mucho más bajar dos o más peldaños porque pocos están dispuestos a sacrificar precisión en el mensaje que pretendían transmitir. También dudo de si estamos haciendo suficientes esfuerzos en esa popularización, o más bien se hace hincapié en los niveles superiores.



11
De: Vendell Fecha: 2008-10-06 23:42

Interesantísimo gráfico, rvr. En algún sitio habrá que poner a los profesores.



12
De: Ahores Fecha: 2008-10-07 00:58

Muy interesante el gráfico de #10.

Solo quería decir que estoy de acuerdo con #2. No creo que la rigurosidad vaya reñida con la didáctica. El mejor ejemplo que se me ocurre en este sentido es Richard Dawkins, cuyos libros sobre biología evolutiva pueden ser leídos por varios niveles de público, y creo que también entendidos, sin que por ello pierda la rigurosidad.



13
De: Juan Antonio Fernández Fecha: 2008-10-07 13:09

En mi opinión, ser científico y ser divulgador no tiene por qué estar obligatoriamente relacionado. Esto, que en algunos casos puede parecer obvio, a veces no está tan claro. Al igual que hay divulgadores que no son científicos, hay científicos que no tienen por qué ser divulgadores. Existen divulgadores que sí pueden publicar ciencia por tener un nivel de conocimientos superior a lo que divulgan (lamentablemente esto a veces no ocurre). También existen científicos que no tienen aptitudes para divulgar, y esto hay que asumirlo. Lo ideal es que un científico sea capaz de "bajar" varios "escalones" para divulgar sobre su materia (ver pirámide más arriba), pues es quien tiene un campo más amplio, pero esto tampoco ocurre siempre. El caso de Sagan era una excepción.

Por cierto Víctor, genial la pirámide.

Juan Antonio Fernández
-The Mars Society España-



14
De: rvr Fecha: 2008-10-07 17:33

Vendell: Pues sí... en la parte izquierda se podría sustituir a los divulgadores por los docentes, desde primaria hasta la universidad. Sobre tu primer comentario, desde luego que los científicos puede tratar de acercarse al público, es lo que hace Hawking, otra cosa es que lo consiga. Quizás tendría sentido, a nivel de popularización, distinguir entre un popularizador de la ciencia y un científico popular.

Ahores: Richard Dawkins es uno de los divulgadores más conocidos, pero en mi opinión, los libros de ciencia de Richard Dawkins no son para consumo general, y habría que situarlos (al menos) en el medio de la pirámide. Sus últimos documentales me parecen controvertidos, pero muy poco didácticos. Dawkins es muy árido en sus argumentaciones, le faltan dotes de persuasión. Lo comentábamos en Sagan y Dawkins sobre ciencia y religión.

Juan Antonio: Gracias, ¡me alegre leerte por aquí! :)



15
De: Dani Fecha: 2008-10-07 18:26

Genial el post, Víctor, lo has clavado. Creo que la pirámide explica por sí sola todo el problema de la divulgación científica: todo depende de qué nivel escojas y a qué público te dirijas.

El mayor problema de la "divulgación" es no conocer la existencia de esta pirámide y posicionarse claramente. En mi opinión, la mayor laguna de medios y recursos se da en la base de la pirámide, porque pocos científicos o divulgadores de prestigio quieren "rebjarse" a popularizar o simplificar la ciencia en exceso.

Y se me ocurre otra reflexión: ¿no estaremos obsesionados con aumentar la divulgación científica cuando a lo mejor nuestra sociedad ha alcanzado (o casi) el máximo de divulgación en cualquier sociedad moderna?

Me explico: pensamos que la divulgación de la ciencia siempre está en déficit y que debería aumentar constantemente, pero quizás el nivel que tenemos es el que se corresponde con nuestra sociedad. Es cierto que en otros países desarrollados hay más esfuerzos divulgativos, pero también tienen un sector científico e industrial más potente en proporción con España, que ya sabemos que lo que da dinero por aquí es el turismo y el ladrillo (bueno, esto ya no...).

Un saludo.



16
De: Sergio Alvaré Peláez Fecha: 2008-10-07 19:02

La divulgación consiste en sacrificar rigurosidad para llamar la atención de un público ya atraído o no por la ciencia, hacia temas concretos. Creo que la simplificación es algo implícito al significado del término "divulgar". Lo otro es una charla entre colegas del gremio. Sin rozar nunca la mentira, a veces es conveniente pedir a los lectores que hagan acto de fe para poder transmitirles ciertas ideas, dado que no todos estamos preparados para entender las herramientas utilizadas en el desarrollo de los discursos pero bien podríamos sentir curiosidad o necesitar de los resultados. Resultados ciertos y comprobados.



17
De: Anónimo Fecha: 2008-10-07 19:36

¡Eso, eso! Sacrifiquemos rigurosidad y convirtámonos en sacerdotes, portadores de la Palabra Verdadera. Si al final todo pasa por el Sacrificio.



18
De: Anónimo Fecha: 2008-10-07 19:38

Y digo yo: ¿no será que la capacidad de divulgar no se adquiere por el morro, sino que es algo muy difícil, que requiere de especiales habilidades innatas o adquiridas? A mí todo eso de pasarse por el forro la rigurosidad me suena a excusas de mal pagador, qué quieren que les diga. El que es bueno no sacrifica nada para conseguir que le entiendan.



19
De: Anónimo Fecha: 2008-10-07 19:46

Por la misma, añadiré que no me gusta nada, pero nada nada, la pirámide de rvr. Me recuerda demasiado a la pirámide feudal. ¿Por qué ponen a los científicos encima, como se pone el Monarca o Dios?

A mi modo de ver no se trata de descender nada, sino todo lo contrario: de ir ascendiendo escalones de comprensibilidad, cada vez más difícil. Y sólo los muy buenos y muy sabios son capaces de llegar al último escalón, al que rvr llama "popularización".

Mi pirámide es justamente inversa. En la base están todos los llamados científicos (incluyo PBs), en sus laboratorios, en sus talleres, haciendo sus cositas en todos los órdenes, con sus grandezas y sus miserias (a ver si consigo colar este paper en el Journal De Turno, que necesito unas décimas para el sexenio, etc.). Unos pocos ascienden el escalón, y publican o intentan publicar para un público más amplio. Y siguen los escalones y la amplitud, y sólo unos poquitos, muy muy poquitos, llegan a la categoría de esos autores (Sagan, Dawkins, Gould, Feynman, Asimov...) que están en la mente de todos. Esos son capaces de llegar, hacer comprender y hasta emocionar a quien se ponga por delante, sea un muchacho de bachiller, sea un ama de casa a la que convencieron de que se leyera ese libraco.

Muy Interesante, desde mi punto de vista, no pinta nada en esa pirámide. Eso no es divulgación, sino cientifismo amarillo.



20
De: Juan Antonio Fernández Fecha: 2008-10-07 21:05

Anónimo: la pirámide de rvr parte del conocimiento (por eso están arriba los científicos, no por ser dioses). Tu pirámide parte de la divulgación. En realidad son la misma pirámide vista desde el extremo opuesto. En mi opinión, subirla o bajarla puede costar más o menos según la persona. E ir en un sentido no tiene por qué tener más méritos que ir en otro.

Estoy de acuerdo contigo en que Sagan, Asimov, etc son especiales.

rvr: Suelo leer muchas webs (incluída ésta, por supuesto). Si no realizo comentarios es por falta de tiempo. Pero en esta ocasión, además de tiempo, encontré una motivación especial dado que el tema me atañe directamente ;-)

Juan Antonio Fernández
-The Mars Society España-



21
De: rvr Fecha: 2008-10-07 23:10

Daniel: No estoy seguro de que estemos saturados de divulgación. El nivel de los españoles cada vez es más alto. Hace unos años apenas se publicaban libros de divulgación y hoy en día hay para llenar estanterías. Incluso hay éxitos de ventas, como los libros de Eduardo Punset. En las encuestas de percepción pública de la ciencia, los encuestados muestran interés por la ciencia y opinan muy bien de la labor de los científicos. Eso es lo que dicen, claro. Creo que existe una diferencia fundamental entre el público general y las personas con curiosidad, y es la predisposición. Los lectores de Espacio o Investigación y Ciencia es probable que estén atentos por si en su ciudad hay actividades de divulgación. El público general preferirá otras ofertas. Y para acercarnos a este tipo de público, hay que competir con esas otras ofertas de tú a tú. Es difícil, pero ¿imposible?

Anónimo: Hay una pirámide similar en la que en la base están los datos, luego los datos elaborados (la información), luego la información elaborada (el conocimiento) y en la cumbre está la información elaborada (la sabiduría). Transmitir datos es sencillo, pero según se va elaborando el pensamiento, tanto más compleja es su transmisión. En la que ponía arriba, subiendo cada peldaño hay menos personas, con más conocimientos, y más especializados. Pero vale, se podría ver también como tú propones. Evidentemente, hacer buena divulgación requiere pericia (innata o adquirida). Y por cierto, das en una de las claves y es emocionar, algo que ya traté en un artículo anterior y que no solo se aplica a la ciencia, sino también a la lectura Del deber de leer al placer del leer (a decir de un columnista).

Juan Antonio: No te preocupes :) Parte de estas cabilaciones tienen su punto de partida justamente en Asimov y Sagan. ¿Cuáles eran sus fórmulas para conectar con el gran público? ¿Cómo se hace divulgación hoy en día? ¿Aspiramos a conectar igual que ellos o no?



22
De: Dani Fecha: 2008-10-08 12:02

Creo que el secreto de Sagan es que quiso (y supo) bajar un peldaño en la pirámide. La mayor parte de científicos se dedican a la divulgación especializada y sólo de vez en cuando "bajan" a la divulgación genérica. Por contra, Sagan se movía como un pez en el agua en este escalón, e incluso no temía flirtear con la popularización, anatema para la mayoría de profesionales de la ciencia. Y lo mismo se puede aplicar a Asimov.

Personalmente creo que hoy en día en Internet hay multitud de recursos para acceder a la ciencia, especialmente si se habla inglés, así que el panorama de la divulgación es muy distinto al que existía en la época dorada de "Cosmos". El problema es el de siempre: la mayor parte de páginas, especialmente en español, se dedican a una popularización equivalente a "Muy" o "Quo", es decir, se quedan en la anécdota, lo llamativo y lo superficial. Sin duda para atraer visitas, pero también porque aumentar el nivel requiere un esfuerzo complicado de alcanzar en una actividad no remunerada.



23
De: El PaleoFreak Fecha: 2008-10-08 13:33

En mi opinión hay un tema que casi siempre se olvida al hablar de la divulgación.
La falta de rigor o las tonterías no solo se escriben con el objetivo de ser más ameno o fácil de entender.
El divulgador (científico o no) también escribe muchas tonterías simplemente porque es así como piensa y como entiende las cosas. Y porque en un libro de divulgación uno puede poner lo que quiera, sin el examen previo de los colegas científicos.
Un caso recientito: las chorradas que ha dicho el genetista y divulgador Steve Jones en una conferencia sobre la evolución humana. Ojalá las críticas en Pharyngula y otros sitios eviten que lo mismo que dijo en su charla lo ponga también en su próximo libro de divulgación.



24
De: Anónimo Fecha: 2008-10-08 17:00

Yo no sé cuál es el secreto de Sagan o Asimov. Lo que sí creo (no digo "sé" porque carezco del bagaje suficiente como para juzgarlo) es que Asimov, hablando por ejemplo de fotosíntesis (es el libro que me vino ahora a la cabeza, sin más), no sacrifica el rigor a nada, ni se baja a las cabañas de don Juan: habla para personas a las que se supone inteligencia, que están especializadas en otras cosas (en matemática financiera, en derecho interplanetario, en fabricación y arreglo de zapatos o en economía, intendencia e ingeniería doméstica y gastronómica, vulgo amas de casa), y les (nos) habla de igual a igual, como colegas.

Y para mí que ahí está uno de los trucos: no aceptar la pirámide en la que él y los suyos están arriba y los demás abajo.

Lo siento, pero la pirámide me sigue pareciendo un símbolo espantoso, que revela un pensamiento de fondo que está ahí desde hace muchos siglos. Incluso, si me fuerzan, me parece que está desde la Grecia arcaica, la que elaboró el mito de Prometeo, el que bajó los conocimientos desde la morada de los dioses.

Es que, además, conviene no olvidar que en las sociedades democráticas el poder reside en esa "base" de la pirámide a la que hay que "descender", o llegar descendiendo. Pues miren, para que el poder te haga caso no hay que descender, sino ascender. El día en que los votantes exijan ciencia, habrá ciencia. Y para eso hay que ascender hacia los depositarios de la soberanía, que son las personas, todas las personas, tan iguales que cada una vale un voto.

Una de las cosas que resultan aborrecibles de cualquier libro de divulgación es precisamente el "tono divulgador". Ese tono que se refleja también aquí en el fondo de los comentarios. También podríamos llamarle el "tono Warren Sánchez": Yo, que sé, podría contarles el sentido de la vida, pero como soy tan humilde no se lo quiero contar.

Pues no, hombre, no es eso. Hay personas que han obtenido conocimientos en una universidad, de momento probablemente pública (y que dure). Es decir, nosotros hemos subvencionado a una serie de personas para que adquieran conocimientos en centros a los que nosotros no hemos podido acudir, pero curramos para mantenerlos y que acudan ellos. Y no está de más que ahora esos señores, que son hijos nuestros, nos cuenten qué coño han aprendido a cuenta de nuestros impuestos.

El planteamiento es muy diferente. No es que tengamos la condescendencia de bajar escalones. Es que tenemos la obligación de repartir lo que hemos obtenido por la cara con quienes nos lo han pagado.

¿Que creen ustedes que no se nota cuándo se adopta una u otra postura? Pues yo creo que sí se nota. Vaya si se nota.



25
De: rvr Fecha: 2008-10-08 18:05

Dani: Sobre lo que comentas, en general estamos de acuerdo. Conocer inglés abre un mundo inmenso de oferta cultural y científica en la Red. Sin embargo creo que el panorama de blogs de ciencia en español no es tan malo, échale un vistazo a los blogs recomendados por Javier Armentia y encontrarás muchas joyas. De todas formas, algo de eso hay. En el podcast con el Paleofreak y Pablo Santos, apuntaban a la escasez de científicos publicando estilo El Lobo Rayado o Pharyngula.

Paleofreak: Hombre, no sé si ahí entramos en los límites de la libertad de expresión :) Lo que sí echo mucho en falta en España es la labor del editor. Especialmente en las revistas estadounidenses se nota que los artículos se trabajan con los autores para homogeneizar los contenidos al nivel de la publicación. Sin ir muy lejos, en Investigación y Ciencia hay un abismo de calidad entre los artículos traducidos y los de origen español. En Astronomía Digital lo intentábamos hacer (Pedro J lo recordará). Lo que propones de una revisión por pares divulgativa tiene cierto sentido :)

Anónimo: No se trata de que los que están arriba sean "mejores" y los de abajo "peores". Si quieres cambia la pirámide por un cuadrado. Pero, aunque el uso de la pirámide no tenía una intención peyorativa, estarás de acuerdo que algo de "clasismo" hay entre cada uno de los peldaños: seguro que has tenido profesores de universidad que miran por encima del hombro a sus alumnos, y conoces a científicos que desprecian la divulgación. Y buena parte de los que estamos participando en este debate despreciamos de alguna forma u otra el estilo de popularización de la ciencia que hace Muy y Quo.



26
De: El PaleoFreak Fecha: 2008-10-08 18:52

"Hombre, no sé si ahí entramos en los límites de la libertad de expresión :)"

Claro, como siempre que se exige rigor en la divulgación científica.

"Lo que propones de una revisión por pares divulgativa tiene cierto sentido :)"

Bueno, en realidad no lo propongo. Simplemente constato que en la divulgación no hay esa revisión y por ello muchas veces el divulgador lo que está haciendo es divulgar no "la ciencia", sino sus propias creencias y opiniones. ¿Por qué llamamos divulgador científico a alguien que nos está intentando convencer de una idea suya que no ha calado en la comunidad científica? ¿Es quizá porque nos la explica de un modo facilito? ¿Por qué llamamos obras de divulgación científica a lo que son ensayos en los que se expone una "tesis" del autor? ¿Quizá porque el lector lo suele interpretar como "lo último en ciencia"? Ése es el problema principal que yo le veo a la llamada divulgación científica.



27
De: Dubitador Fecha: 2008-10-12 12:08

Se confunde rigor con abstrusidad, dificultad y narracion en lenguaje criptico y detallista.

Es bien cierto que el lenguaje y vocabulrio propio de una disciplina es el mas adecuado para expresar con exactitud sus contenidos o predicados, pero tiene el inconveniente de que practicamente solo sirve para comunicar con quienes ya mas o menos conocen tales contenidos o estan bastante cerca de ello.

Es pues un contrasentido abordar la divulgacion como un comunicado entre cientificos pero mas breve y menos nutrido de jerga del medio. Las formulas matematicas son jerga especializada y aunque suelen ser el paradigma del rigor normalmente solo comunican a quien ya mas o menos conoce el asunto comunicado.

La divulgacion no implica renunciar al rigor, entendido este como veracidad de lo que se dice, pero la traduccion a lenguaje, experiencia e intuiciones de la vida corriente implica reducciones, saltos e inexactitudes que no tienen porque implicar falseamiento... ¿o es que el especialista en mecanica cuantica que se tira de los pelos por las simplificaciones y distorsiones a que ve sometida su querida disciplina cuando es explicada al publico lego es a su vez capaz de rechazar las obras de divulgacion de por ejemplo la biologia y acudir directamente a los sesudos tratados, empapandose de su jerga y estudiando la carrera entera de cada disciplina de la que pretenda saber cosas?

De hecho la divulgacion es una necesidad y servicio necesario a la ciencia en tanto que es la encargada de materializar la predicada unidad de la ciencia al poner en relacion y discurso los hallazgos de distintas disciplinas especializadas.




28
De: paola Fecha: 2009-04-02 16:47

primero que todo un saludo cordial para todos los que lean este articulo les pido el favor de que si me pueden ayudar a crear un articulo de dibulgacion con todas las partes pertenecientes y me lo hacen llegar a mi correo gracias se lo agradesco


lo que pasa es casi no entiendo eso de texto de dibulgacion y`por eso les pido ayuda



29
De: Anónimo Fecha: 2009-06-03 04:17

FUA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡



30
De: Raul Ortiz-Pulido Fecha: 2010-04-11 11:49

Victor: Escribo desde Mexico, donde vivimos la misma historia que explicas en tu escrito. Comunmente a nuestros cientificos se les dificulta mucho hacer divulgacion. Por ello tu piramide me parece genial, pues sirve (al menos a mi) para explicar muchos patrones. Analizandola veo porque un divulgador que usa palabras tecnicas nunca tiene publico y porque un divulgador que baila en sus conferencias (e.g., Julieta Fierro, en Mexico) siempre tiene lleno el sitio donde se presenta. Yo he resuelto el problema con un enfoque psicotico. Soy cientifico en un area (donde presento ideas academicamente duras a nivel nacional e internacional), pero hago divulgacion en otra (donde lo que me interesa es impulsar el interes por la ciencia en los miembros jovenes de mi ciudad). Para mi la divulgacion no es para enseñar, sino para motivar. Desde mi punto de vista el que pretende enseñar o ser enseñado debe ir a las universidades o centros de investigacion. En estos ultimos sitios el publico esta cautivo, y en muchas ocasiones esta obligado a escuchar y aprender. En la divulgacion no es asi, el publico que asiste no es el mismo que ira a la siguiente presentacion. Si a este ultimo publico no le gusta lo que escucha o no lo entiende, simplemente se va.

Anonimo: Me sorprenden tus comentarios. Quisiera entenderlos. Que experiencia tienes en divulgacion? Me sorprende mas tu comentario a la solicitud de Paola. Un buen divulgador convierte a una persona con pocos conocimientos en un amigo informado, y en el mejor de los casos lo hace un colega que termina por superarlo.



31
De: Roy Vargas Yáñez Fecha: 2011-08-23 14:22

Esta padre, me gustaria que algunos que no son los grandes...es por ejemplo...pueden ser desde primaria hasta los especialistas...pero yo creo ya no son necesarios...los especiales no sirven porque ya saben pero la divulgación es otro ...es a la comunidad
Roy Vargas Yáñez
CBTis 166
"Pablo Torres Burgos"
Morelos



32
De: Roy Vargas Yáñez Fecha: 2011-08-23 15:16

Me gustaria esta página y me gusta porque pasamos la Divulgación, resto es increíble...desde la primaria hasta los especialistas...esta padrísimo y no hace falta otra pagina...
Roy Vargas Yañez
Cbtis 166
"Pablo Torres Burgos"
Morelos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.197.95.127 (98905459ef)
Comentario

<Septiembre 2014
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Últimos comentarios

  • kathy en Recordando a Carl Sagan
  • Remaja Indonesia en Las claves de "Cosmos: Una odisea en el espacio-tiempo"
  • rvr en Ciencia, política y absolutismo moral
  • Juan Ignacio Pérez en Ciencia, política y absolutismo moral
  • rvr en La responsabilidad social de la comunicación científica
  • Anónima en La responsabilidad social de la comunicación científica
  • rvr en La responsabilidad social de la comunicación científica
  • Anónima en La responsabilidad social de la comunicación científica
  • Jose Alcántara en La responsabilidad social de la comunicación científica
  • Moisés en La responsabilidad social de la comunicación científica
  • Archivo de historias

    Historias por categorías

    Documentos

  • Astronáutica
  • Astronomía
  • Escepticismo
  • Informática
  • Instantáneas
  • Relatos
  • Tebeos
  • Made in rvr

    info.astro
    Astronomía Digital
    Blogalia
    Bloxus
    Mi Barrapunto
    Linotipo

    Blogómetro
    Wiki de la blogosfera
    jibot

    Qvo vadis

    Barrapunto
    GULIC

    Círculo Científico de Canarias
    ARP

    Bitácoras colegas

    Biblioteca de Babel
    Una cuestión personal
    Por la boca muere el pez
    Cadenas bien formadas
    Reflexiones e irreflexiones
    Atalaya
    El Lobo Rayado
    PaleoFreak
    Mihterioh dela siensia
    El GNUdista
    ¡Que inventen ellos!
    Ciencia 15
    Ethica more cybernetica
    Pedro Jorge Romero
    Un dragón en el garaje
    Webeando
    Magonia
    Sinapsis
    Microsiervos
    Tio Petros
    Alpha Lyrae
    Jesús Gerardo Rodríguez Flores
    Orígenes
    El Espacio de Javier Casado
    El Último Monolito
    Regreso al futuro
    Astronomía desde Oaxaca
    Cielo para todos
    Quizás
    Cuaderno de bitácora estelar
    Agrupación Astronómica Isla de La Palma
    Eureka

    Últimas lecturas
    - The God Delusion.
    - Watchmen.
    - I, Asimov: A Memoir.
    - Una Breve Historia de Casi Todo.
    - El Castillo de las Estrellas.
    - 1602.
    - Breve historia del saber.
    - Asimov: Cuentos completos: Vol. 1.

    [Blogalia]

    Blogalia

    La Comunidad de la Plumilla

    
    
    
    
    
    
    Creative Commons License
    © 1995-2008 Víctor R. Ruiz
    correo-e: rvr-ARROBA-blogalia.com